Juan estaba en el baño masturbándose, jamás se imaginó que terminaría teniendo el mejor sexo de su vida con otro hombre

Buenas,

Este es mi primer relato, ruego no seáis muy duros, cualquier comentario constructivo es bienvenido.

Juan está en la oficina trabajando delante del ordenador, como cada día. Ve algo en internet que le excita y decide ir al baño a aliviarse. Se baja los pantalones y los calzoncillos y se sienta en la taza.

Abre el navegador oculto del móvil y se comienza a pajear con su página favorita (¿adivináis cuál es?). Le encanta leer relatos (guiño guiño) de incesto, violaciones, etc.

Mientras tanto, en la sala de seguridad del edificio, un miembro de seguridad avisa a su compañero:

– Marcos, adivina qué? Tenemos a uno cascándosela en el baño de la planta 1.

+ Ves Rodrigo, te dije que íbamos a sacar partido a esas cámaras ocultas. Vamos para allá.

Volviendo al baño, Juan está casi apunto de correrse, cuando oye la puerta principal del baño abriéndose. No pasa nada porque hay otra puerta para llegar donde él está, pero piensa si echó el cerrojo, no recuerda y le da pereza comprobarlo porque tendría que dejar de cascársela. En esto llaman a la puerta con los nudillos:

-Hay alguien dentro? Somos de seguridad, tenemos que comprobar todos los baños por una alarma de incendio que ha saltado.

Juan piensa: «Incendio? No he escuchado ninguna alarma», aun así contesta «Vale pero esperad un segundo».

-Hola lo siento (dice Rodrigo abriendo la puerta del baño de Juan). Pero tenemos que entrar… vaya qué estabas haciendo?

+Yo nada, eh, cagando, ¿qué voy a hacer aquí en el baño sentado?

-No es eso lo que parece, ¿verdad Marcos?.

–Sí, parece que este señor se la estaba cascando en horas de trabajo (cierra la puerta tras ellos). Ahora están los tres en el minúsculo cubículo.

+Tíos de verdad ¿qué queréis? Por favor no contéis esto a mi jefe. (Juan sigue sentado en la taza).

Sin mediar palabra Rodrigo se saca la polla del pantalón y la introduce en la boca de Juan con fuerza.

+Tgggos ggggjoder (Juan apenas puede hablar con la boca llena).

Marcos comienza a besar a Rodrigo en la boca, mientras la polla de este no para de entrar y salir de la boca de Juan.

Rodrigo tiene que aguantar la cabeza de Juan con fuerza, ya que este aún intenta zafarse. Decide intentar convencerlo:

-Chico, como no te calmes y la chupes bien vamos a contar esto a tu jefe. Voy a sacar la polla ahora de tu boca un segundo, quiero que me digas que por favor la vuelva a entrar, que está buenísima.

+Soys unos cabrones!

Marcos da una torta en la cara de Juan con todas sus fuerzas.

+Joder

-¿Qué te he dicho que digas?

+Tío me encanta tu polla, métemela en la boca por favor (unas lágrimas caen de los ojos de Juan mientras es sometido).

-Así me gusta putita.

Rodrigo mete su polla de nuevo en la boca de Juan, que ahora le pertenece. Marcos aprovecha para limpiar las lágrimas de la cara de Juan con su lengua.

[continuará…]

Si os ha gustado indicádmelo en los comentarios y lo cerraré en un segundo relato.

Espero os haya gustado.

Gracias por leerme.

Saludos