Una vieja prostituta que termina trabajando en la calle

Me llamo Felisa y tengo 59 años, soy viuda desde hace 20 años y no tengo hijos. Soy una puta que lleva tiempo trabajando en clubs, barras y en la calle desde algún año después que enviudé y a la que sus chulos van a poner a trabajar definitivamente en la calle ya mismo porque hay otras putas nuevas que van a dar más ganancias que yo. Soy adicta al sexo desde hace tiempo, necesito que me follen doce o catorce veces al día por lo menos. Trabajo desde las 6 de la tarde hasta las 8 de la mañana del día siguiente donde mis chulos quieran ponerme; hasta ahora me han tenido mayormente en barras americanas y clubs de carretera, pero ya me van a quitar de ahí y ponerme en la calle, algunas épocas ya he estado haciendo la calle y no me ha ido mal, soy lo bastante guarra…me han programado y reeducado desde que empecé en el oficio para eso…

Mi proxeneta es un hombre de 27 años que tiene una cuadra de unas 30 putas de mi edad trabajando para él en diferentes lugares con diferentes “status”, desde clubs selectos hasta la calle. Ya he recorrido todos los niveles, y como otras como yo a las que ya nos han dado el toque, hoy se que me van a poner a trabajar en la calle, haciendo que me follen por poco dinero y de cualquier manera, sin decir que no a nada. Afortunadamente al principio de mi carrera como puta me arreglé el cuerpo con el dinero que ganaba, me puse unas buenas tetas, me arreglé el culo y me puse unos labios adecuados. Eso está ahí, pero durante el último año mi dueño decidió que mi atractivo como puta aumentaría si me anillaba con varios aros los labios de mi vagina y los pezones

No es igual el trabajo en el club elegante que el club de carretera que la calle. En la calle, te llevan en una camioneta junto con las otras putas de tu proxeneta o un proxeneta amigo del tuyo. La ropa es distinta y el tipo de clientes marca el tipo de zorra que quieren para follar.

Estoy esperando en una habitación del club donde hasta ahora estaba trabajando a que vengan a buscarme para que me lleven al lugar donde quieren que trabaje…Tengo que ir vestida como me digan, de modo que he de esperar a que venga la querida de mi dueño para indicarme…

Mientras tanto, tomo mis drogas habituales para ayudarme a pasar el día…si he de decir la verdad, y aunque ya sabía que acabaría trabajando en la calle (todas las viejas acabamos así, aunque tengamos buen aspecto, como yo)…tengo ganas de averiguar como me va a ir en el día de hoy.

Ya ha llegado la querida de mi Amo, junto con un albanés que trabaja para la organización que me ha follado unas cuantas veces anteriormente. Me ha dejado para que me ponga una ultraminifalda de spandex negro que deja que se vean abiertamente las anillas de mi coño y más de medio culo y un corpiño que me sube las tetas y deja ver los pezones pierceados, además de una pequeña cazadora torera. Sin bragas. Cuando trabajas en la calle, no llevas bragas, tu coño y tu culo están disponibles

El corpiño tiene tiras de liguero para una medias de red rojas que me quedan cortas hasta algo más arriba de la rodilla, y unos zapatos de plataforma de 5 cm en la planta y 20 de tacón,

Me ha maquillado no como a una zorra viciosa, sino lo siguiente, me ha puesto unas grandes uñas postizas rojas, me ha pintado y me ha dicho que me quiere ver comiendo chicle cuando ande por la calle. Me ha dado unos cuantos. Me ha ordenado levantarme para grabarme un video con su móvil y enviárselo a mi dueño y me ha dado una hostia en la cara para que me contonee más.

-”Ahora eres una guarra de calle, lo más arrastrado. Más te vale que lo tengas metido en la cabeza desde ya y que vivas con arreglo a ello, ya no eres una reina con copas de champán y ropa cara, y tendrás que pelearte con otras por un cliente, a menos que…ofrezcas cosas…”especiales”…”

Se echó a reír, entonces el albanés vino con una jeringa con un líquido me sujetó, tomó mi brazo y me puso un pico de heroína.

-“Te vamos a hacer adicta, por si se te ocurre alguna idea rara, ya te buscaremos para darte tu ración cuando te toque…”

A los pocos minutos de que me inyectaran, se me ordenó que caminara contoneándome muy lentamente hacia el albanés y que me arrodillara y le comiera la polla.

Lo hice sin discutir, caminé lo más despacio que pude cruzando las piernas y moviendo el culo mientras me tocaba el coño con una mano y metiéndome dos dedos de la otra en la boca mientras veía como el hombre se quitaba el cinturón y me esperaba bajándose los pantalones.

Llegué ante él y me puse a 4 patas mientras le miraba y encajaba sus huevos en mi boca…

Me incorporé y agarré su hermosa polla con las dos manos y me la metí en la boca sin dejar de mirarle. Notaba como la heroína me estaba haciendo efecto y le pedí que me follara la boca, bien fuerte.

Empezó a follarme mientras le agarraba los huevos con las manos, entretanto noté como la querida de mi chulo me estaba metiendo un consolador con pilas, de esos que se mueven por el coño, hasta adentro, lo ancló con su ventosa en el suelo y me ordeno que iniciara un metisaca mientras me follaban la boca…y que cuando me fuera a correr le suplicara al albanés que me la metiera por el culo mientras yo me autofollaba el coño y le rogara a gritos que se corriera dentro…

Eso fue lo que hice…estaba salida de la muerte…

-”Jódeme el culo, rómpemelo con esa polla, cabrón, métemela toda, azótame…dame duro con esa polla…trátame como a una puta…dame tu leche, córrete todo dentro y cuando termines te la chuparé para limpiártela!”…

Se salió de mi boca y me clavó su estaca en el culo…en tres movimientos o cuatro ya estaba corriéndose a la vez que yo llenándome el culo de semen, lo grabaron todo…

-”-Venga, puta, levanta que tenemos que irnos, aquí tienes un bolso con lo que necesitas, no hay condones, solo chicles y tabaco y un encendedor, 10 euros por mamada, 20 por follar el coño y 25 por follar el culo. 15 minutos. Si no haces que tu cliente se corra en ese tiempo y se nos queja…tendrás problemas, pintate los labios y no te limpies lo que te sale del culo”.

-”Si varios hombres quieren usarte, habrá alguien por allí que te dirá lo que has de hacer, pero lo más corriente es de tres en tres…te los follas en 20 minutos 100 euros los tres por todo y que se corran todos donde quieran. Si te pegan te jodes, es que no eres lo suficientemente buena puta…¿Vas a ser suficientemente buena puta?.

“Si, Ama, voy a ser una marrana de verdad, y si no se, enséñame como quieres que sea”.

Así que salí de allí y fui hacia la furgoneta. Arrancó… Había otras cuatro putas allí. Me miraron al cabo de unos minutos…una de ellas musitó:

-”Una nueva”…

-”¿Cuanto tiempo lleváis en la calle”?

-”Entre dos y tres años…”

-”¿Cuantos clientes tenéis al día?…

-”Entre 25 y 30, a veces más, también estamos muchas veces con dos y tres hombres a la vez…trabajamos más o menos 12 horas al día”.

Las miré…hablando con ellas me enteré de que eran mayores que yo y que habían seguido una trayectoria parecida a la mía…

Iban vestidas más o menos como yo, pero llevaban stilettos muy altos y no plataforma; y maquilladas más espeso que lo que yo llevaba, también tenían las tetas arregladas y piercings en la lengua y en el coño. Dos de ellas llevaban el coño cerrado con un candado como castigo y desde hacía unos días solo podían ser folladas por la boca y por el culo y solo por negros. Al llegar donde teníamos que ir, (a mi también lo harían), nos inyectarían de nuevo heroina, pero a ellas además las medioemborracharían.

En dos días les levantarían el castigo. Una de ellas me dijo que ya estaba empezando a acostumbarse a trabajar así. Había tres negros que la buscaban y se la follaban todos los días y que había conseguido que le follaran los tres a la vez el culo, y que se le corrian dentro del culo dos a la vez y el otro en la boca…

-”Ya me los conozco”…

Llegamos a nuestro destino…no se donde era, era una calle con doble dirección de coches, en una mano dos bares y dos hoteluchos, tres o cuatro callejones y en el otro lado arboleda y jardines…de noche sin iluminar o con iluminación escasa, bien para trabajar con quien no quiere pagar una cama del hotel barato…

Bajamos del coche y mis compañeras salieron con un “Ya nos veremos”…

Una pareja de hombres salieron a mi encuentro… y me encaminaron hacia uno de los hoteluchos.

-”Vamos a ver que tipo de mercancía nos envían…dijeron…Escúchanos bien, guarra, vas a subir por esas escaleras hasta la habitación número 5. Allí hay 6 hombres. Tu verás como haces para follártelos, pero quiero que en menos de 20 minutos se te hayan corrido todos dentro, pero lo más importante es que el hombre que voy a dejar fuera para que me cuente, te tiene que oir gritar como una cerda en celo…ven aquí…te voy a pinchar otro poquito”.

“-”Eres una puta, dijo mientras me metia esa cosa por la vena, y estos son los primeros hombres que te vas a follar hoy aquí…son las 6 de la tarde y vas a estar en la calle hasta la mañana siguiente, follando lo que te busques y lo que te pongamos nosotros por delante. Si te haces a 40 hombres hoy y nos das un buen dinerito, mejor para ti, y a ver si te mantienes…

Así que hice lo que me dijeron…

Soy una buena puta…y en menos de 15 minutos me los follé a todos y me corrí bien dos o tres veces…

Bajé las escaleras con el coño y el culo chorreando…

Los hombres me miraron y el que me habló al principio me dijo

-”Este es tu trozo de calle, zorra”, mueve el culo…”

Y ese ha sido el comienzo de mi primer día de trabajo…

El camarero de uno de los bares de la calle donde trabajo me ha dicho que abra una cuenta en este sitio y que cuente las cosas. Lo hablo y el ordenador escribe lo que yo digo…es fantástico…

Por eso he “escrito” esto.

Quizás haya alguna que otra puta de mi edad por aquí para comentar…

Al parecer se pueden decir cosas.